Teatro de los 80´

Todo comenzó en Julio de 1981, cuando me invitaron a fotografiar el vestuario de una obra de Teatro Abierto que se estrenaba esa misma noche. Tomé las fotos y me quede a la función, después vino el incendio y la destrucción del Teatro del Picadero y yo cada vez mas apasionada con lo que significaba ese movimiento en esa etapa tan difícil de la vida de los Argentinos, la dictadura militar.

 

Luego vino Teatro Abierto 82 y 83 y el fin de la dictadura y la llegada con Alfonsin de la democracia.  El entusiasmo y la alegría de haber salido de ese cono de sombra, significó una apertura en todos los ámbitos. Se estrenaron muchísimas obras de autores locales y vinieron compañías de todas partes del mundo.

 

Yo ya era una experta, a costa de haber tomado durante esos tres primeros años todas las obras que se estrenaron en Teatro Abierto que fueron en total cerca de 100 por lo que adquirí una experiencia increíble.

No tenia conocimientos previos y nadie me enseñó a tomar fotografías de teatro. Fue la pasión que sentía cada vez que se corría un telón. La luz que me ilumino para cumplir con mis propósitos.

Las palabras de un maestro como Juan Carlos Gene cobran significado cuando uno mira estas fotografías después de más de 20 años:

 

“Es destino del teatro morir cuando mueren quienes lo hacen. Y morir cada día para no volver a repetirse pues lo que hoy repiten los actores es parecido pero no igual a lo de ayer. Porque el teatro consiste precisamente en ese hecho vivo que se representa ante el espectador y ningún gesto auténticamente vivo es auténticamente repetible.”